Ya lo sabías.  Lo has escuchado por activa y por pasiva.  A los spammers de agencias de marketing que te llaman o escriben día tras día a venderte la panacea para tener presencia en internet y hacerte millonario en cero coma.  A los amigos emprendedores como tú que ya han iniciado el camino de la digitalización y han pasado por tres o cuatro programadores y unos cuantos «expertos» que les han esquilado sin lástima.  En las redes sociales no paras de ver publicidad de gurús del marketing que te le dicen y te lo repiten:  si no estás en internet no existes.  Pero tú, con tanto trabajo que te come las horas del día, con clientes que llegan por la puerta sin necesidad de buscarles y además, vamos a decirlo claramente: con la pereza que da ponerse con estos temas… pues nunca te pusiste y un día amaneció y llegó la pandemia.

Con la pandemia hemos descubierto muchas cosas nuevas dentro de cada uno de nosotros y en nuestro entorno.  Ahora sabemos el precio de la libertad. Somos conscientes de que en un día todo puede cambiar y para siempre.  Descubrimos una fuerza interna para seguir adelante que muchos no sabíamos que teníamos.  Nos dimos cuenta de que a todo nos acostumbramos y de que nos parecemos más de los creemos ya que en alegre montón compramos papel higiénico, después tintes para el pelo, después harina de trigo, después zapatillas de deporte y por último maquinillas para el pelo.  Todos y cada uno de estos productos los compramos en masa hasta el punto de agotarlos sin ponernos de acuerdo.  ¿Fuerte no?

Y es en este punto donde te pregunto:  ¿Ya estás online?  Porque esas compras en masa fueron prácticamente el 100% online.

Las compras online se dispararon un 70%  durante el confinamiento  (lógico) pero ese no es el dato que interesa.  El dato realmente interesante es que casi el 60% de las personas que compraron online durante el confinamiento, nunca lo habían hecho.  NUNCA.  Y por razones tan dispares como:

«Comprar con la tarjeta del banco en internet y que luego me roben mis datos?  Anda ya!»  Hijo mio, para eso está Paypal y desde hace muchos pero muchos años.

«Comprar por internet contamina más que comprar en el centro comercial».  Si vas andando o en bici no te quito la razón.  Peeeero los marcadores de contaminación bajaron a niveles increíbles mientras que todos dejamos nuestros coches en casa y solo se movilizaron los transportistas de paquetes que además, tuvieron que triplicarse para poder cubrir la demanda.

«¿Y si pago y nunca me llega el paquete?»  Asesórate bien de donde estás comprando y solo hazlo en tiendas de confianza.  Que tengan teléfono de contacto, dirección de las oficinas o tiendas, email de contacto y buenas reseñas.  La novatada la pagamos casi todos, pero pregunta a conocidos habituales de internet y verás como no te equivocas.

«Hay que apoyar al comercio local».  100% de acuerdo.  Lo local es la mejor opción siempre.  ¿Pero si le compro online al comercio local estoy dejando de apoyarle?  No me cuadra mucho.

Llevo 17 años viviendo en Alicante y tuvo que llegar la pandemia para que me enterara de la existencia de una cantidad de negocios alucinantes en mi ciudad porque no están digitalizados y a no ser que pases por el frente, no te enteras de que existen.  Se creó un grupo en Facebook para poner en contacto negocios locales con clientes potenciales.  No tengo datos pero te aseguro que muchos de estos negocios (restaurantes, tiendas de ropa, esteticistas, etc…)  sobrevivieron a la pandemia por el grupo. Y me atrevería a decir que muchos de ellos han superado sus ventas comparándolas con años anteriores.  Y te hablo de un sencillo grupo de Facebook sin publicidad de ningún tipo y sin una estrategia «pensada por expertos del marketing».

¿Te imaginas que esos comercios y negocios se hubiesen digitalizado antes de la pandemia? El panorama para muchos de ellos hoy en día sería otro.  Por internet puedes vender todo. Pero no de cualquier manera, pero eso es tema para otro post.  Lo que importa aquí es que a día de hoy tenemos en España muchas más personas comprando por internet que antes de la pandemia.  Y que la pandemia suma y sigue.  Es incierto e impredecible lo que nos depara esta «nueva realidad».

Mi mensaje es:  Si con la pandemia te acercaste al mundo digital, no te vayas.  Quédate y reciclate.  Te prometo que te va a gustar y será una nueva realidad, si, pero seguirás adelante.  Y si ni siquiera el COVID-19 te ha empujado a las mieles de internet, ¿crees que walking dead te seducirá para vender online?

En Markavisión Digital nos dedicamos a ayudar a empresas pequeñas a crecer online.  Somos especialistas en campañas de publicidad en plataformas de pago pero trabajamos con los mejores profesionales del sector en otras ramas del marketing digital y podemos ayudarte a desarrollar tu negocio.